¿Cómo cuidar tu ropa interior favorita?

¿Cómo cuidar tu ropa interior favorita?

La ropa interior es una parte única de nuestro armario, además es la prenda que llevamos más pegada a nuestra piel y por lo tanto, merece una atención especial. Si la cuidamos correctamente, no sólo podremos ahorrar dinero, sino que también disfrutaremos de nuestro sujetador o braguitas favoritas durante mucho tiempo.

¿Cómo podemos conseguir esto? A continuación, os presento algunos trucos para mantener la ropa interior en perfectas condiciones.

Los tejidos delicados requieren un tratamiento especial
No soy muy fan del lavado a mano, pero si se trata de mi ropa interior, hago una excepción. Los sujetadores y bragas, siempre que se laven a mano, es importante usar detergente para ropa delicada, jabón casero o detergente para bebés.

 

Bolsa de lavandería – un amigo perfecto para lencería fina
Si lavar a mano nos consume demasiado tiempo y el fabricante de nuestra prenda permite su uso en la lavadora, es imprescindible hacerlo en bolsas de malla para el lavado. Gracias a estas bolsas, los aros de los sujetadores no serán danados de ninguna manera, las copas no se deformarán y además los gafetes o enganches de los sujetadores no danarán otras prendas que lavamos al mismo tiempo.

 

A la ropa blanca no le gusta la companía
Si deseas que tus sujetadores o braguitas permanezcan siempre blancos, nunca (bajo ningún concepto) lo metas a la lavadora con ropa de un color diferente. El blanco no es un color muy sociable y requiere un tratamiento especial. Por eso, vale la pena tener un detergente para tejidos blancos, igual que la ropa de color también requiere un detergente especial, que proteja el color y prevenga la decoloración.

 

El agua templada protege mejor
La temperatura de lavado más adecuada, generalmente, es hasta 40 ° C. A los encajes o microtules no les gusta la temperatura alta, por lo que si tu prenda de ropa interior favorita tiene estos detalles y quieres disfrutar de ella mucho tiempo, sin duda debes aplicar este consejo a la hora de lavarla.

 

Aclarar bien
Tanto la ropa interior como el resto de prendas de tu armario, requieren un enjuague a fondo. Los restos de polvo o detergente producen manchas amarillentas en el tejido, por lo que, es importante prestar mucha atención en el aclarado de nuestros sujetadores o braguitas.

 

El secreto de secado
Debido a su delicada estructura y al material que la compone, no es bueno centrifugar la ropa interior. En su lugar, es mejor ponerla en la secadora o envolverla en una toalla para empaparla, poniéndola a secar posteriormente en posición horizontal, de manera que no se estire o deforme.

 

Todo en su lugar
En mi opinión, el mejor lugar para guardar la ropa es un mueble con cajones. Puedes separar tus sujetadores y bragas según, por ejemplo, el color o la utilidad - en un sitio la ropa interior que se lleva a diario y en otro, la lencería fina de encaje. Si no tenemos suficiente espacio en los cajones, entonces podemos pensar en otra alternativa muy útil, las perchas.

 

Con estas ideas y consejos, podrás disfrutar de tu ropa interior preferida por mucho más tiempo, sin olvidar que la lencería siempre tiene que ser de calidad.

 

 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
buscador de venta de lencería fina Moda intima de mujer